Los Arcaicos

En el albor de los tiempos… No… Quizás estaban ya allí… incluso antes de que todo empezase… – Bathilda Bagshot, historiadora.

También llamados Precursores o Primigenios.

Cuando Angellus y Diaboros trajeron la luz a las tinieblas, trajeron consigo el maná y la magia… Pero por aquel entonces, había verdaderos monstruos vagando sin rumbo por la negrura de los yermos… ¿En qué se convirtieron entonces cuando fueron bendecidos con la magia? Una de las muchas versiones cuenta que Angellus encontró seres tan peculiares por su gran fuerza y su abyecta maldad, que no supo qué hacer con ellos… por lo que dejó que Diaboros se encargara, y éste los bendijo con magia y poderes que los volvieron seres temibles, pero también los maldijo con un vacío que no podían llenar, pues nunca jamás se ha sabido de un arcaico que hiciese algo bueno alguna vez…

Todos distintos, todos muy antiguos, todos viles y egoístas, todos conservando un poder que a día de hoy nadie más tiene… No sabemos si ya estaban aquí, o si fueron una malvada obra de arte a manos del perverso Padre Dragón… Pero sabemos, que por un motivo o por otro, algunos de ellos siguen deambulando por el mundo… Inmortales, sellados por la magia, encerrados en frascos, perdidos, no importa el cómo ni el por qué, solo importa poder encontrarlos, para no tener que volver a verlos más…

Lo que los magos e historiadores más sospechan, es que estos seres ya estaban aquí antes de que los propios Padres Dragón llegasen, y poco a poco, jugada a jugada, pretenden recuperar el mundo que creen suyo por derecho…

Sabemos de la existencia de varios de ellos, a través de encuentros extraños e historias inverosímiles de los aventureros más valientes… Pero conocemos aún menos relatos que cuenten sus muertes o sus retiros, así que, debemos asumir que muchos de ellos siguen aquí y ahora…
¿Qué les habrá pasado? ¿Qué estará tramando…

Azathoth, el que no debió existir?

Yogshoggoth, de los mil ojos?

Khlûl’-hloo, el gran pavor?

Hastur, el Innombrable?

Nyarlathotep, el caos reptante?

Ghatanothoa, el señor del volcán?

Ythogtha, el Horror del Abismo?

Tsathoggua, el durmiente de N’kai?

Tru’Nembra, el Ángel del chirrido?

Zvilpogghua, el Devorador de las estrellas?

Tulzscha, la Llama Verde?

Nyog’Sothep, la niebla innombrable?

Ghisguth, el mal profundo?

Y’Golonac, el Corruptor?

Idh-yaa, la inefable?

Ithaqua, el que camina con el viento

Zstylhemgni, Matriarca del enjambre?

Ghroth, el Precursor?

Zoth-Ommog, Horror de Ponapé?

Cthugha, la llama viva?

Lloigor y Zhar, las Obscenidades Gemelas?

Uthrion, el abominable?

Imhotep, el faraón maldito?

Los Arcaicos

Final Fantasy: Relatos de Edén Jeshux1994